EL SAGRADO MASCULINO

Hablar del poder al que renacemos como mujeres, es una ilusión demasiado frágil y solitaria sin que en ese nuevo estado de consciencia haga surgir el poder del Sagrado Masculino a lado de ella.
El nuevo hombre que retoma el entendimiento de que toda vida es sagrada y que él es equivalente al sagrado femenino.

El recorrido del hacia el Hommo Luminous, es un recorrido de unicidad, de comunidad donde cada ser, entiende el propósito de crearse un poderoso representante de su especie.

La voz femenina empezó por escucharse, voltear al tiempo y encontrarse con las cualidades que había dejado de lado mientras competía por simplemente vivir, esos pasos aún estamos dándolos mientras abrimos el lugar de encuentro, pero es también un llamado para tomar la mano de la presencia masculina, recrearla, recordar verla y no solo eso, reivindicar el lugar que merecemos que ocupen en la existencia de la experiencia hierogámica encarnada.

Al igual que el concepto de lo sagrado femenino, el concepto de sagrado masculino se fortalece de los arquetipos masculinos a través de la historia (Zeuz, Odin, Shiva, etc.) Elana Kilkenny, enfatiza que “ el Divino Masculino esta muy cimentado en los arquetipos, no es sobre hombre y mujer” estos, representan al masculino a través de la cualidades de encarnan en sus relatos.

De la misma forma en la que Shinoda Bolena, describe en su libro las Diosas de cada Mujer los diversos momentos de los ritmos y ciclos de vida, podemos hablar de Los Dioses de Cada Hombre, estos brindan a ambos principios divinos, cualidades a develar en el recorrido de los senderos en compañía uno del otro.

El reto es aprender a hacerlo en unicidad (una cualidad que el hombre tiene pero ha olvidado ejercer), a caminar cada uno entendiendo las diferencias que permiten la equidad.

Pero hablemos de como la energía masculina procesa su información, la vida, su existencia, el hombre, es shaman, líder, núcleo de familia, sanador y en nuestra época, como resultado de la mecanización de la sobrevivencia grupal, también es codependiente, ya que se ha visto a procesar en grupo, cuando su naturaleza, lo lleva a procesar cada situación en aislamiento para poder salir del aislamiento con una misión, una misión que ahora puede compartir con su hermandad (a diferencia de la energía femenina que lo hace en círculo, necesita compartir en el grupo lo que es importante para la sobrevivencia).
Que los hombres retomen su conexión con su sagrado masculino puede llevarlos a existir en su instante desde su lugar de poder hacer y no como ha sido, desde un lugar de necesidad de hacer.

¿Pero cuales son los arquetipos centrales? Hablaremos de 4 pilares arquetipos o fases de evolución masculina.

REY, ser soberano de sus realidades.

GUARDIAN, Dominio de la mente y habilidad de ejecución.

MISTICO, Conexión con la Vida y la Naturaleza de Dios

AMANTE. Pensamiento Corazón que guía sus relaciones.

El camino de descubrimiento de estos arquetipos puede llevar al hombre a ser propietario de lo que él es.

En otro blog ahondaré mas detalladamente sobre cada arquetipo, su fuerza, sus cualidades y sus llamados, en este escrito, mi intención es que los hombres recuerden su fuerza y que las mujeres tengamos la compasión de ver, que hemos nutrido su fuerza, ¿cómo hemos alimentado a nuestras energías divinas? Quizá en la respuesta encontremos lo lejos que estamos de la última vez que hicimos algo para divertimos incluyendo al otro y lo cerca que estamos de poder recrearnos Parejas Divinas.

Bernardette Tristan


3 comentarios en “EL SAGRADO MASCULINO”

  1. Esther Reséndiz

    Es una visión muy integradora de lo masculino y femenino, un encuentro donde ambos se miran, se reconocen. Gracias por compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
error: Alert: Content is protected !!