Introducción a la Energía de Hekate

Un ancestral tejido a través de la energía pura de la creación es el halo de Hékate, en palabras de Sorita d’Este, Hékate es Diosa nunca olvidada, es quien continúa adaptándose a cada generación y encuentra la forma y los caminos para inspirar la devoción y el cambio en aquellos a quienes enciende sus vidas con sus fuegos y su presencia.

El encuentro con Hékate es un encuentro místico, lleno de la habilidad de la persona de enfrentarse a si mismo y con ello encontrarse con su guía,  ella en el aspecto de La Triple Diosa, es formada por Ella y sus hijas Circe y Medea, es una cambia-formas, mostrando diferentes apariencias y personalidades, no solo es Diosa limítrofe  de Vida y Muerte y todo lo que se mueve entre estas dos fronteras, se mueve entre la línea delgada que separa todos los mundos, los planos, los niveles, Diosa  visitante eterna de la Noche y del Inframundo, de las aguas que brindan vida, de la sequía del invierno que promete el retorno del florecimiento, Patrona de la Magia y la Hechicería, es Anima Mundi, el alma del mundo que puede mostrarse  en el arquetipo que sea necesario para quien la llama; mezcla de almizcle sensual y humedad de la Tierra,  resina ancestral y rocío de la mañana;  se le ha nombrado la Suprema, incluso Zeus acudía a ella, poder que puede brindar abundancia o destruir en su totalidad, todos los poderes de la Naturaleza están bajo su comando, Regidora de todos los elementos.

Se la asocia con la Luna Obscura, caminando la tierra en compañía de sus sabuesos, Hermes y las almas de los muertos durante el adelgazamiento de los velos. Diosa de las aves, diosa de la energía entre el amor y el desamor, Patrona de las Brujas, Hija de Titanes, Diosa del agua vital y más y más, ella es la ley de transmutación perpetua que permea la evolución del espíritu, todo espíritu.

Una de las creencias sobre Hécate es que su origen deriva de la Diosa Hegit, Heket, o Hekat, que prevaleció en un momento tribal predinástico en Egipto, una mujer sabía a cargo de los Hekau o “Palabras de Poder”. En la mitología griega es hija unía de los titanes Perses y de Asteria, con la caída de los Titanes fue perseguida por Zeus y ella se arrojó al mar como un meteorito en flamas desde el cielo y se transformó en la Isla de Delos (que posteriormente se volvió el santuario de Leto para los nacimientos) Ella heredo los poderes de a tierra, del mar y de los cielos de sus padres y fue la única que mantuvo sus poderes después de la victoria de Zeus. Para la Edad Media, Hécate fue conocida como Reina del Mundo de los Fantasmas y Reina de las Brujas, particularmente demonizada por las autoridades Católicas en su momento.

La Magia de Hékate no es solo vida y muerte, es amor y adivinación, hierbas y pociones, guía e iluminación, protección y justicia, caminar con Hékate es un viaje de mejora continua, como Diosa Psicopompo guía a las almas y no solo entre vida y muerte, sino en el espacio que hay entre ello, en el vórtice de la ley universal de gravedad. Como lo hizo con Perséfone. Energía que vibra en la encarnación, ayudando a los seres a sobreponerse a las restricciones y obstáculos que encuentran en su camino protegiendo a sus devotos de cualquier infortunio y maldad.

Las Brujas de Tesalia son asociadas a Hékate, expertas practicantes de mancias asociadas a la Diosa como son (adivinación vía los muertos) goēteia (hechicería) y pharmakeia (magia herbal y pociones). Estas brujas eran extranjeras de Grecia de acuerdo a la literatura griega.

Aprender de ella, es un recorrido en la historia, en el tiempo y en la evolución, muchos son los arquetipos que muestran los diferentes rostros, habilidades, llaves que abren puertas de interiorización, de memoria del camino de la humanidad, huellas que requieren ser estudiadas, entendidas ahora desde nuestro momento, no dejan de ser actuales, incluso puede ser mejor entendida o más clara, la multi-universalidad de ella, no por ende más fácil, ella es una de esas cosas que suenan fácil, parecen fácil hacerlas, pero hacerlas requiere de la voluntad propia, del espíritu dispuesto a hacer lo que se necesite, a no herir, pero asegurarse de no salir herida,  iniciar el recorrido con Hécate, es abrir la mente, el corazón y dejar que el espíritu se expanda al conocerla.

 Hékate es un Titan-Diosa-Suprema que no abandona el recorrido en nuestro plano, si los perros viajan ladrando en la noche, Hékate está cerca iluminando con sus antorchas los caminos y eligiendo a sus iniciados.

Feliz Noche.


1 comentario en “Introducción a la Energía de Hekate”

Responder a Silvia Juarez Flores Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba
error: Alert: Content is protected !!